top of page
  • Siroco Dental Polanco

Emergencias dentales más comunes

Introducción


Las emergencias dentales pueden ocurrir en cualquier momento y lugar, causando dolor intenso y preocupación. Es esencial saber identificar estas situaciones y actuar rápidamente para evitar complicaciones mayores. En este artículo, exploraremos las emergencias dentales más comunes, cómo manejarlas y las medidas preventivas para mantener una salud bucal óptima.


Dentista en Polanco

Dolor de muelas


El dolor de muelas es una de las emergencias dentales más comunes y puede ser causado por varias razones, como caries, infecciones, dientes fracturados o abscesos. Este dolor puede variar de leve a intenso y suele ser persistente. Para aliviar el dolor temporalmente, se recomienda enjuagar la boca con agua tibia con sal, tomar analgésicos de venta libre y aplicar compresas frías en la mejilla afectada. Sin embargo, es crucial visitar al dentista lo antes posible para identificar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.


Dientes fracturados


Los dientes fracturados pueden ocurrir debido a accidentes, caídas o morder objetos duros. Dependiendo de la severidad de la fractura, los síntomas pueden incluir dolor al morder, sensibilidad al frío o calor, y molestias al masticar. En caso de fractura dental, enjuaga tu boca con agua tibia y guarda cualquier fragmento del diente. Aplica una gasa en el área afectada si hay sangrado y utiliza compresas frías para reducir la hinchazón. Busca atención dental inmediatamente para evitar infecciones y restaurar la función del diente.


Dientes avulsionados


Un diente avulsionado es aquel que ha sido completamente desalojado de su cavidad. Este tipo de emergencia requiere una acción rápida para salvar el diente. Si se encuentra el diente, manipúlalo solo por la corona, evitando tocar la raíz. Enjuágalo con agua tibia sin frotar y, si es posible, reimplántalo suavemente en su lugar. Si no puedes hacerlo, coloca el diente en un recipiente con leche o solución salina y acude al dentista de inmediato. El tiempo es crucial; cuanto más rápido se reciba atención profesional, mayores serán las probabilidades de salvar el diente.


Abscesos dentales


Los abscesos dentales son infecciones bacterianas que pueden causar acumulación de pus en los dientes o las encías. Los síntomas incluyen dolor intenso, hinchazón, fiebre y mal sabor en la boca. Un absceso dental es una condición grave que requiere atención médica urgente para prevenir la propagación de la infección. Mientras esperas la consulta con el dentista, puedes enjuagar la boca con agua salada para aliviar el dolor y la inflamación. Los antibióticos y el drenaje del absceso suelen ser necesarios para tratar la infección.


Empastes y coronas caídos


La pérdida de empastes o coronas puede exponer las terminaciones nerviosas de los dientes, causando dolor y sensibilidad. Si un empaste o corona se cae, limpia el área afectada y trata de mantener la pieza dental en su lugar utilizando un adhesivo dental temporal que se encuentra en farmacias. Evita masticar en la zona afectada y consulta al dentista lo antes posible para restaurar la pieza dental correctamente y evitar infecciones.


Sangrado de encías


El sangrado de encías puede ser un signo de gingivitis, periodontitis o lesiones bucales. Si experimentas sangrado excesivo, enjuaga la boca con agua tibia y aplica una gasa en el área afectada para detener la hemorragia. Es fundamental buscar atención dental para determinar la causa del sangrado y recibir el tratamiento adecuado. Mantener una buena higiene bucal y realizar limpiezas dentales regulares puede prevenir problemas de encías.


Heridas en la boca


Las heridas en la boca, como cortes en las mejillas, lengua o labios, pueden ocurrir por accidentes, caídas o mordeduras accidentales. Para tratar estas heridas, enjuaga la boca con agua salada y aplica una gasa o compresa fría para detener el sangrado y reducir la hinchazón. Si la herida es profunda o no deja de sangrar, busca atención médica inmediata. Mantén la herida limpia y evita alimentos picantes o crujientes que puedan irritarla.


Dientes flojos


Los dientes flojos en adultos pueden ser causados por traumatismos, enfermedad periodontal o bruxismo. Es importante no manipular el diente afectado y buscar atención dental urgente. El dentista evaluará la condición del diente y recomendará el tratamiento adecuado, que puede incluir la inmovilización del diente, limpieza profunda o cirugía periodontal en casos severos.


Bruxismo y dolor mandibular


El bruxismo, o rechinar de dientes, puede causar dolor mandibular, desgaste dental y sensibilidad. Este hábito involuntario suele ocurrir durante el sueño y puede estar relacionado con el estrés o problemas de mordida. Para aliviar el dolor temporalmente, se pueden utilizar compresas calientes en la mandíbula y analgésicos. Sin embargo, es crucial consultar a un dentista para obtener un protector nocturno personalizado y recibir tratamiento para el bruxismo.


Infecciones orales


Las infecciones orales pueden surgir de diversas condiciones, como caries profundas, abscesos o enfermedades periodontales. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón, fiebre y mal aliento. Es fundamental recibir tratamiento dental inmediato para controlar la infección y prevenir complicaciones. El tratamiento puede incluir antibióticos, limpieza profunda y, en casos severos, procedimientos quirúrgicos.


Morderse la lengua o el labio


Morderse accidentalmente la lengua o el labio puede causar dolor e hinchazón. Para tratar estas lesiones, enjuaga la boca con agua salada y aplica una gasa o compresa fría para reducir la inflamación y detener el sangrado. Evita alimentos calientes o picantes que puedan irritar la herida y mantén el área limpia. Si la herida es profunda o no deja de sangrar, busca atención médica.


Prevención de emergencias dentales


La mejor manera de manejar una emergencia dental es prevenirla. Mantén una buena higiene bucal cepillándote los dientes al menos dos veces al día, usando hilo dental y enjuague bucal. Visita al dentista regularmente para chequeos y limpiezas profesionales. Utiliza protectores bucales durante actividades deportivas para proteger tus dientes de lesiones. Evita morder objetos duros y practica técnicas de manejo del estrés para prevenir el bruxismo.


Cuándo acudir al dentista


Es crucial saber cuándo una condición dental requiere atención inmediata. Si experimentas dolor intenso, sangrado excesivo, hinchazón facial, fiebre o dificultad para respirar, acude al dentista de inmediato. Estas pueden ser señales de una emergencia dental que necesita tratamiento profesional urgente. No esperes a que los síntomas empeoren, ya que las complicaciones pueden ser más difíciles de tratar.


Preguntas frecuentes


¿Qué hago si me duele mucho una muela?


Enjuaga tu boca con agua tibia con sal, toma analgésicos y aplica compresas frías en la mejilla afectada. Consulta a un dentista lo antes posible para tratar la causa del dolor.


¿Cómo puedo salvar un diente que se ha caído?


Enjuaga el diente con agua tibia sin frotar y reimplántalo en su lugar si es posible. Si no puedes, colócalo en un recipiente con leche o solución salina y acude al dentista de inmediato.


¿Qué hago si se me cae un empaste o una corona?


Limpia el área afectada y usa un adhesivo dental temporal. Evita masticar en esa zona y consulta al dentista lo antes posible para restaurar el empaste o la corona.


¿Cómo trato una herida en la boca?


Enjuaga la herida con agua salada y aplica una gasa o compresa fría para detener el sangrado y reducir la hinchazón. Si la herida es profunda, busca atención médica.


¿Qué hago si tengo un diente flojo?


No manipules el diente y busca atención dental urgente. El dentista evaluará la condición del diente y recomendará el tratamiento adecuado.


¿Cómo puedo prevenir emergencias dentales?


Mantén una buena higiene bucal, visita al dentista regularmente, usa protectores bucales durante actividades deportivas y evita morder objetos duros.


Conclusión


Las emergencias dentales pueden ser dolorosas y preocupantes, pero saber cómo manejarlas adecuadamente puede marcar la diferencia en el resultado. Mantén una buena higiene bucal y visita al dentista regularmente para prevenir problemas. En caso de una emergencia, actúa rápidamente y busca atención profesional para proteger tu salud bucal. Para cualquier problema dental, es esencial consultar a un dentista para recibir el tratamiento adecuado y evitar complicaciones futuras.


En Siroco Dental te ofrecemos el mejor servicio, con un tratamiento 100% personalizado. Contamos con Dentista en Polanco.

Gracias por leer este artículo, como agradecimiento, te invitamos a una consulta SIN COSTO con el escáner intraoral iTero y poder realizarte una simulación 3D de como quedará tu sonrisa al instante y sin compromiso, solo llena el formulario dando click aquí para reservar tu espacio.


Si tienes más dudas al respecto, estaremos muy contentos al escucharte en nuestra línea de atención +52 55 5962 5094 o vía WhatsApp dando click aquí. Así mismo te invitamos a unirte a nuestras redes sociales de Facebook e Instagram, para mantenerte más informado.


Fuentes:


1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page